Chikungunya: Qué es y algunas formas de prevenirlo

Chinkungunya: Qué es y cómo prevenirlo

¿Qué es la chikungunya?

chikungunya prevenciónFiebre chikungunya es el nombre dado a la enfermedad causada por el virus del mismo nombre y que se transmite a través del piquete del mosquito Aedes aegypti, que también se relaciona con la enfermedad del dengue.

Su nombre se origina de un vocablo kimakonde que significa “doblarse” debido a que es la posición que adoptan las personas que lo padecen por el intenso dolor muscular que causa.

A pesar de no ser muy común en nuestro país, en fechas recientes hemos escuchado de varios casos locales y en otros estados. Es de esperarse que nuestra población se encuentre alarmada con este hecho.

Debemos estar informados sobre los síntomas que podemos presentar ante la posibilidad del contacto con el virus y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueden ser algunos de estos:

  • Aparición súbita de fiebre acompañada de dolores articulares
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Ojos irritados
  • Cansancio
  • Erupciones cutáneas

Los dolores articulares suelen ser muy debilitantes, pero generalmente desaparecen en pocos días.

La mayoría de los pacientes mejoran después de unos días y se recuperan completamente, sin embargo, algunos pueden seguir presentando dolores articulares por semanas, meses o incluso años. Las complicaciones no son frecuentes y constantemente se confunde con la enfermedad del dengue.

Las complicaciones y formas más graves se presentan en niños menores de un año, adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas pues su sistema inmunológico suele encontrarse débil o insuficiente.

¿Cómo prevenir el chikungunya?

Debido a que no existe vacuna para el padecimiento es necesario tomar medidas preventivas como:

  • Evitar la propagación y reproducción del mosquito por medio de la eliminación de depósitos de agua y la fumigación.
  • Fortalecer nuestro sistema inmunológico
  • Evitar la picadura mediante el uso de repelentes en la piel.

Si bien esto no evita al 100% que padezcas la enfermedad, sí reduce tus probabilidades de padecerla.

¿Qué hacer si sospechas que haz contraído esta enfermedad?

Si tus síntomas son parecidos a los anteriormente mencionados, es de suma importancia que tomes las siguientes medidas:

  • Acude a tu médico mas cercano
  • Utiliza medios físicos y/o naturales para disminuir la fiebre y el dolor
  • Por ningún motivo utilices ácido acetilsalicílico o aspirina
  • Mantente en reposo
  • Toma suficiente agua
  • Aliméntate de forma adecuada

Para las erupciones usa cremas refrescantes a base de óxido de zinc, aloe vera, mentol o alcanfor

Mantente alerta de síntomas mas graves o que pongan en riesgo tu salud.

Es muy importante tener en cuenta que no se recomienda tomar alcohol cuando se está en la fase aguda, ya que alcohol se metaboliza a través del hígado. Esto forza al órgano y puede llevar a una complicación. “Esto compromete el sistema inmunológico y las defensas del organismo contra el virus pueden ser mas lentas o menos efectivas” comenta María Inés Marulanda, presidenta de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

¿Qué productos de Tonic Life me ayudan con la Chikungunya?

Como platicamos anteriormente, es importante saber que no existe vacuna alguna contra la enfermedad. Sin embargo, hay ciertos productos que te ayudarán a prevenirla y a tratar los síntomas si ya la padeces.

Los productos de Tonic Life que te pueden ayudar son:

  • Tonic Clean para fortalecer el sistema inmunológico y regenerar tu hígado que se ve afectado por la fiebre chikungunya
  • Febril para reducir la fiebre causada por la enfermedad y aliviar los síntomas
  • G&C (Glucosamina y Controidina) para los dolores musculares tan fuertes que causan el famoso “doblez”
  • Fórmula Coloidal para combatir el virus que causa la enfermedad del chikungunya
  • Gel para Dolores para aliviar el dolor en caso de erupciones de la piel
  • Tonic Life para aumentar tus defensas y proporcionarte energía

Y recuerda siempre acudir al médico primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *